¿Cómo se puede ser culpable del grave delito de prevaricación, que requiere dictar una resolución, a sabiendas, manifiestamente injusta, cuando más de la mitad de los jueces que lo juzgaron -en la APS, el TSJA y el TS- no encontraron delito alguno y lo absolvieron, y un centenar más le ayudan a pagar la multa?

El ex juez de Familia Francisco Serrano, en una comparecencia pública. | Esther Lobato

Eso sin contar con las asociaciones de jueces que también se han pronunciado en tal sentido, y los otros 200 magistrados que plantearon consulta al TC por entender contraria a la igualdad y a diversos derechos fundamentales las leyes inspiradas por la ideología ‘de género’, única razón por la que F.S. ha sufrido tal persecución política, anunciada y descarada, para apartarlo del ejercicio de la judicatura.

¿Quienes son los verdaderos jueces prevaricadores? Vergüenza.

F.O., secretario de la PCI.

«Además de los jueces, ciudadanos particulares también han colaborado.»

El Mundo (Europa Press), “El ex juez Serrano paga la multa con los aportes de 100 jueces de toda España”, Sevilla, 20/12/2012.

«El ex juez de Familia de Sevilla Francisco Serrano ha abonado la multa de 2.160 euros a la que fue condenado tras modificar el régimen de visitas de un menor para que saliera en Semana Santa, hechos por los que el Tribunal Supremo le impuso además diez años de inhabilitación al entender que cometió un delito de prevaricación dolosa.

Fuentes del caso han informado de que fue este mismo martes cuando el ex magistrado, que actualmente ejerce de abogado, abonó dicha cantidad en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), con sede en Granada, que inicialmente lo condenó a dos años de inhabilitación por un delito de prevaricación culposa y no dolosa, como estimó posteriormente el Supremo.

Las mismas fuentes consultadas han indicado que más de 100 jueces de toda España y un centenar de personas anónimas han aportado cantidades de entre 10 y 15 euros para ayudar al ex juez a pagar dicha multa, destacando que los jueces “se identifican con nombre y apellidos” en los recibos entregados al entender que en este caso “se ha cometido una injusticia”. (sigue…)

El ex juez ya anunció que recurrirá ante el Tribunal Constitucional (TC) tras conocer que el Tribunal Supremo (TS) decidió inadmitir a trámite la peticiónde nulidad que planteó contra la sentencia que lo condenó a diez años de inhabilitación, una resolución que, según dijo el exjuez, “no me ha causado sorpresa alguna, dada su previsibilidad en cuanto mero trámite procesal que había de agotar para el planteamiento de la cuestión ante el Tribunal Constitucional”.

Apelación al Tribunal Constitucional

Así, y en sus primeras declaraciones públicas tras conocer la decisión del Supremo, Francisco Serrano dijo confiar “plenamente” en el Tribunal Constitucional “en cuanto garante de derechos fundamentales que me han sido conculcados ante las diversas instancias judiciales que me han juzgado”.

Al hilo de ello, el ex juez de Familia subrayó que “seguiré por esa vía en la búsqueda para mi causa de la Justicia que durante tantos años y hasta el último de mis actos investido de la potestad jurisdiccional que mi cargo de juez me confirió, he impartido y perseguido sin desfallecer”.

Asimismo, añadió que fue esta “Justicia” la que “presidió mi decisión en el asunto por el que he sido juzgado y condenado, y que volvería a repetir en tantas ocasiones como se me plantearan”.

“Es sólo el interés del menor el que me ha guiado en todos aquellos casos en los que su presencia ha motivado la petición de tutela judicial”, concluyó el exmagistrado en declaraciones a Europa Press.

Rechazos del Supremo a los argumentos

El auto del Supremo rechazó los tres motivos de nulidad planteados por el juez, que había alegado que durante su proceso vio vulnerado su derecho a la tutela judicial efectiva.

La resolución señala que Serrano pudo defenderse de la impugnaciónrealizada por la acusación particular ante el Supremo en su recurso de casación. Esta acción tuvo como consecuencia que la condena de inhabilitación se incrementara de los dos hasta los diez años.

Añade que en este caso se contó además la presencia del acusado en la vista de casación, lo que había sido solicitado por su defensa, y que ello “satisface la necesidad de audiencia establecida en los recientes pronunciamientos de la jurisprudencia”.

Además, el Supremo niega haber realizado una revalorización de las pruebas presentadas contra Serrano que supusieran una modificación de los hechos probados que justificaron su condena, “aunque sí se ha efectuado una valoración de la inferencia sobre la concurrencia del tipo subjetivo en el delito de prevaricación”.»

Enlaces: http://www.elmundo.es/elmundo/2012/12/20/andalucia_sevilla/1356025161.html