«Me han amenazado con un tiro en la nuca por decir verdades»

PERDIGUERO, Alfredo, subinspector de la Policía Nacional y secretario y portavoz del sindicato independiente de policía (SIPE), entrevista en Ondasyradios2000, 31/10/2013.

«Llevo 29 años trabajando como policía, ahora soy jefe de turno en una comisaría de distrito, y simplemente digo lo que veo día a día. Y si cualquiera pregunta a compañeros, de la guardia civil, les van a decir lo mismo, que a la hora de detener, a la hora de acatar la ley de violencia ‘de género’, en muchos casos la denuncia es mentira

«Cuando una mujer viene, tenemos que actuar igual que si la denuncia fuese verdadera, aunque veamos que hay un trasfondo en el que nada es real y busca sólo que se detenga al marido para que pierda toda posibilidad de reclamar por la vía legal cualquier derecho sobre sus hijos, sobre su casa, y que pase además uno o tres días en un calabozo.»

«Aquí en la policía día tras día vemos infinidad de casos y se ve claramente -en el momento que la mujer está denunciando-, cuando lo hace por un ataque de cuernos, por quedarse con el hijo, con el piso, o cualquier cosa de estas. Indistintamente de que veamos que es o no violencia ‘de género’, tenemos que actuar igual que si fuese verdadero al 100% y como si la mujer fuera realmente maltratada. Aunque veamos que es una milonga, porque se ve, en la cantidad de denuncias que cogemos al día, de verdad quién viene realmente afectada y perjudicada.»

Sigue leyendo…

«Es un trabajo muy complicado, es lo más duro. En primera instancia tenemos que coger la denuncia, segundo ir a detener al señor que ha sido denunciado, leerle los derechos, meterlo en el calabozo, y en muchos casos, o en la mayoría, se detiene sin ninguna garantía procesal para el hombre. Se detiene sin tomarle declaración, sin comprobar si –la denuncia- es veraz o no. Aunque el protocolo nos exime de esa detención obligatoria ¿Cómo dejan al policía que sea responsable si después pasase algo?»

«Por desgracia, la ley integral de ‘violencia de género’ deja a potestad del policía que coge la denuncia el calificar el riesgo que puede sufrir la mujer. Y por tanto se deja completamente a él, al policía, la responsabilidad.» «El protocolo de actuación no dice que haya que detener obligatoriamente al hombre, pero la mujer puede engordar la denuncia, con lo que el policía no se arriesga a que lo puedan echar del cuerpo. Esto es la vergüenza que yo denuncio. Que sólo porque una mujer denuncie, se detenga al marido.»

«Yo sí miro las denuncias. En todo caso, siempre que hay el mínimo riesgo o la más mínima agresión, al hombre siempre se le detiene sí o sí. Pero hay denuncias que te suenan a chifladura, te dan un poco de pena, y para cubrirte las espaldas se manda a la mujer a una casa de acogida y al marido se le deja en el domicilio a expensas de que el juez decrete lo que quiera decretar. Y casualmente, en muy alto porcentaje de esas ocasiones, los jueces dan la razón al marido, que es el denunciado

«Por decir esto que estoy diciendo en antena ahora mismo, que es lo que en la policía vemos y hacemos todos los días, algunas feminazis, o como les guste llamarse a estas mal llamadas feministas, radicales, que buscan al final la supremacía de la mujer sobre el hombre, me han llegado a amenazar con un tiro en la nuca por decir estas verdades. Está denunciado en comisaría.» «Yo hablo desde el punto de vista profesional. Yo no entro en subvenciones que reciben, ni entro en el tema de las estadísticas… Yo simplemente busco una legalidad y desde el minuto uno que salió esta ley es sin duda sexista, ya que la Constitución Española dice que no puede haber distinciones por razón de sexo… y esta ley claramente deja apartados a los hombres de esa igualdad ante la ley.»

«En muchos casos vienen recomendadas por ciertas abogadas progresistas, que lo que buscan es la subvención que dan por denuncia por VG. Ponen denuncias que no son ciertas. Hay muchos hombres que se han tenido que gastar mucho dinero para intentar demostrar que las denuncias contra ellos son falsas. Casualmente, ningún Juez ‘de género’, coge testimonio de esas falsas denuncias ni las imputa

«Es cierto que muchas mujeres realmente afectadas se cansan de decir que esas falsas denuncias las perjudican muchísimo. El 80% de las mujeres asesinadas nunca han denunciado, y no denuncian porque no tienen medios, porque tienen miedo a su marido o a su familia… A estas mujeres es a las que habría realmente que ayudar, y nadie se preocupa de ellas si no pone una denuncia, y saben perfectamente que, en muchos casos, el marido cuando salga, va a cometer violencia contra ellas.»

«Dejemos de ser partidistas y sectarios. Es cierto que por desgracia este año van 41 mujeres muertas por sus parejas o exparejas, también es cierto que hay casi igual número de hombres y niños asesinados por sus madres, ¿Por qué esto no sale igual en los medios? ¿Nadie pone el grito en el cielo por ellos?»

Enlace a YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=yJewlWQ4k3M