El Mundo, “Patricia Conde: sin custodia definitiva ni malos tratos”, Pilar Vidal, 3/07/2014.

«La custodia legal del pequeño Lucas, de un año, le ha sido otorgada de forma provisional a la presentadora Patricia Conde. Así lo dicta en un auto con fecha del 17 de junio el Juzgado de Violencia de Género nº1 de Alcobendas (Madrid). Una medida que se recoge en el artículo 92 del Código Civil, que establece que mientras hay un proceso penal que afecte a una de las partes, no se podrá otorgar la custodia compartida.

Justo lo que le ocurrió a Carlos Seguí, su ex pareja, que se hallaba incurso en un procedimiento penal por violencia de género, en el momento de la vista, el pasado 12 de junio. Nada que ver con algunas informaciones publicadas, en las que se asegura que la presentadora ha obtenido la custodia.

El juez determina en su auto que no ha existido maltrato psicológico ni abandono del menor por parte de Carlos Seguí.

El pasado viernes 27 de junio, este mismo juzgado se pronunció sobre la querella que interpuso el pasado mes de marzo la presentadora al empresario mallorquín por maltrato y abandono puntual del menor. El juez determina en su auto que no ha existido maltrato psicológico ni abandono del menor por parte de Carlos Seguí. Por tanto ha decidido transformar el procedimiento en un juicio de faltas. Este tendrá que celebrarse próximamente y en él la presentadora tendrá que demostrar con pruebas que son ciertas estas acusaciones, algo que no ha podido hacer hasta el momento.

Lo único que si se modificó en esta vista celebrada el pasado mes de junio fue el régimen de visitas provisionalque dictó en un auto el juzgado de Palma a finales de marzo. Ahora Seguí podrá ver a su hijo Lucas un día a la semana y pasar un fin de semana al mes con él en Madrid. También podrá llevárselo a Palma de Mallorca una vez al mes para disfrutar cuatro días de su familia paterna. Las vacaciones de verano, el padre disfrutará del niño diez días durante el mes de julio y otros diez en agosto.

No obstante, el escenario judicial más complicado lo tiene la presentadora, sobre la que su ex marido ha interpuesto una querella criminal por el delito de descubrimiento y revelación de secretos. En esta se adjuntan los correos electrónicos privados de Seguí, entre los que se encontraban tres que se cruzó con este suplemento, además de haber visto todas las fotografías y archivos personales que ha ido colgando a lo largo de estos meses en su nube personal de internet.

El código penal reconoce que comete delito tanto el que se apodera como el que revela la información de un correo electrónico, carta, etc.. Estos delitos están castigados con penas de prisión de uno a cuatro años y multa de 12 a 24 meses. Seguí está dispuesto a retirar esta querella si la presentadora acepta el trato que le propone.»

Enlaces: http://www.elmundo.es/loc/2014/07/03/53b43eda22601dc23b8b458b.html?cid=SMBOSO25301&s_kw=facebook