.

CUATRO PARTIDOS HAN RESPONDIDO AL TEST DE IGUALDAD DE LA PCI

.

Según la Plataforma Ciudadana por la Igualdad (PCI), cientos de miles de personas otorgarían su voto para corregir las desigualdades “de género” discriminatorias con el hombre.

Nota en formato pdf: 2011-05-17 NotaPrensa TestDeIgualdad

Madrid, 17 mayo 2011.- Cuatro partidos políticos han respondido al “Test de igualdad” remitido a las principales fuerzas políticas por la Plataforma Ciudadana por la Igualdad. El cuestionario recoge ocho preguntas concretas que afectan a la familia, la custodia compartida y la creciente desigualdad entre hombres y mujeres causadas por lasmodificaciones en el Código Penal de la Ley de Violencia de Género. El test de igualdad surge ante la inexistencia de debate político sobre esta materia, y la falta de un pronunciamiento claro de muchas fuerzas políticas al respecto.

La PCI alaba y agradece la transparencia y talante democrático de los cuatro partidos que han respondido al cuestionario, en concreto la formación de Rosa Díez (UPyD), Ciudadanos/Ciutadans, Izquierda Unida, y la Coalición Compromís de la Comunidad Valenciana.

Parece que los dos grandes partidos, PSOE y PP, han optado por eludir este test deigualdad, ante la proximidad de los comicios electorales, a pesar de que existen cientos de miles de ciudadanos afectados, de uno y otro sexo, que apoyarían con su voto la corrección de las graves desigualdades introducidas por las políticas “de género”.

La PCI destaca que los cuatro partidos se han manifestado a favor del fomento de la mediación familiar y de la custodia compartida como modelo preferente.

Los tres partidos de ámbito nacional coinciden en la necesidad de derogar la desigualdad legal por cuestión de sexo que implantó la Ley de Violencia de Género, así como la necesidad de actuar contra las denuncias falsas en esta materia.

Respecto a UPyD, que ha respondido afirmativamente a las ocho cuestiones, cabe destacar que se trata del único partido con representación parlamentaria que ha presentado una propuesta de modificación de la Ley de Violencia 1/2004, acorde con los postulados de la Plataforma, si bien algunos líderes de UPyD realizan en ocasiones declaraciones contradictorias.

En cuanto a Ciudadanos, no se han encontrado fisuras con los planteamientos de la Plataforma, salvo que la PCI considera errónea la interpretación que ese partido ha realizado sobre el alcance real de la reciente Sentencia del Tribunal Supremo sobre el uso de la vivienda familiar.

En relación a Izquierda Unida, aunque la Plataforma valora con agrado sus respuestas positivas, cree que la formación de izquierdas incurre en contradicciones recurrentes, por lo que sería deseable que clarificara estas cuestiones ante su potencial electorado.

Por último, la Coalición Compromís, de la Comunidad Valenciana, se posiciona a favor de la custodia compartida, la mediación o la presunción de inocencia, pero la Plataforma considera que manifiestan un severo desconocimiento de la realidad al ignorar la desigualdad por razón de sexo que introduce la Ley de Violencia de Género, o la indefensión que se genera ante la simple denuncia de una mujer, a menudo con efectos dramáticos para los hombres afectados y para sus hijos menores.

La Plataforma Ciudadana por la Igualdad continuará con este ejercicio de seguimiento a los partidos políticos, informando a los ciudadanos sobre estas cuestiones esenciales para lograr una verdadera igualdad sin distinción de sexo, a la búsqueda de un mayor compromiso de las fuerzas políticas ante la perniciosa lacra que supone la ideología de género.